Nuevo año nuevo material que mostrar en nuestro espacio. Cada vez son más los coleccionistas que quieren unirse a nuestra sección de Waxhunter y nosotros no podemos estar más felices

 

Conocimos a este barcelonés por las redes sociales y ahora esta en waxhunter mostrando su afición por los vinilos y la cerveza artesanal, darle la bienvenida a Óscar aka OHMSWEETOHM

 

¿Cuando comenzaste en esto de la adicción a los vinilos?

Empecé a comprar vinilos hace aproximadamente 10 años… El primero que compré para estrenar el equipo fue una reedición del sello Get Back con los grandes éxitos de Al Green. El disco original se publicó en 1975 (Hi Records) y la reedición es del año 2006. Recuerdo que cuando era pequeño solía escuchar los de mi hermano mayor en el tocadiscos que teníamos en casa, pero con la irrupción del CD y la posterior llegada de internet, se quedaron un poco en el olvido. Sin embargo, la afición/adicción por la música siempre me ha acompañado, y la idea romántica de tener mi propio tocadiscos se mantuvo intacta durante años.

Cuando me fui a vivir con mi novia, ahora mi mujer, decidí que había llegado el momento de comprarme un equipo en condiciones, y fue entonces cuando los discos volvieron a mi vida, en esta ocasión para quedarse definitivamente.

 

¿Tienes algún género en particular? ¿Te gusta algún sello en específico?

La verdad es que me gustan muchos estilos y/o géneros musicales, por lo que me resulta bastante complicado elegir sólo uno. En mi casa, dependiendo del día, puedes escuchar desde Vanilla Fudge hasta Kraftwerk. Eso sí, te puedo asegurar que jamás encontrarás un disco de Bruce Springsteen…

Si me tuviera que decantar por algún género en particular en función de los que mandan en mi colección – o de las secciones que suelo consultar cuando visito una tienda especializada -, estos serían el Soul (RnB, Funk, Disco, Boogie), el Latin (Latin Jazz, Bolero, Cha Cha Chá, Mambo, Son Cubano, Boogaloo) y la música Brasileña (MPB, Bossa Nova, Samba).

También me interesa el Hip-Hop y la música Electrónica, en muchas de sus variantes, así como algunos géneros más de vanguardia como Future beats, Neo-soul o LoFi Hip-Hop. Aunque la música actual, si no es algo espectacular, suelo descargármela digitalmente o escucharla en plataformas de música en streaming.

En cuanto a mis sellos favoritos, te puedo citar varios: Motown, Tamla, Stax, Gordy, Atlantic, Casablanca, Salsoul, Cotique, Fania, Verve, Tico, Fantasy, etc.

Si quieres conocer más coleccionistas de vinilo como Marcel Vogel aquí

 

¿Cuál LP es el que más te gusta de tu colección?

Al igual que cualquier entusiasta del formato físico, creo que las portadas y cubiertas de los discos son una parte fundamental de la liturgia, y hay muchas que me fascinan por diferentes motivos. Más de una vez me he comprado un disco guiándome sólo por la portada, aunque debo reconocer que también suelo fijarme en quién es el productor, en los músicos que participan, en el año o en el sello dónde se publicó.

Una de mis portadas favoritas es la del álbum Cal Tjader’s Latin Concert de Cal Tjader (Fantasy, 1959), del ilustrador Ed Renfro.

 

¿Cual es el disco más raro que tienes en tu colección?

Todos tienen alguna historia detrás, pero seguramente uno de los más especiales, lo cual no quiere decir que sea el más raro, es Barra Limpa de Luiz Henrique (Verve Records, 1967). Es un disco que llevaba tiempo buscando y que encontré por casualidad en Mercer Street Books & Records, una pequeña tienda de Nueva York. Lo mejor de todo es que se trata una edición mono original que estaba precintada y en un estado de conservación impecable.

 

¿Donde esta ubicada tu colección de discos?

En una zona anexa al comedor tenemos el equipo y la colección. La música está muy integrada en la dinámica familiar, en nuestro día a día, y no me interesa la idea de tener que irme a una habitación separada para escuchar discos. Procuro tenerlos cerca, y así los podemos disfrutar mientras hacemos vida normal en casa. Además, no se me ocurren unas mejores vistas ni una mejor decoración para el hogar 🙂

vinyl desktop ikea

 

¿Cuál es el equipo de sonido que tienes y la tornamesa?

Actualmente tengo dos tocadiscos: un Technics SL 1200 MK2 equipado con una cápsula Ortofon Concorde Nightclub E MKII, y un Pro-Ject Debut III. El amplificador es un Denon PMA-520 AE, y la tabla de mezclas una Numark M6.

 

Si tu casa estuviera en llamas y solo pudieras salvar uno, cuál sería?

¡Imposible, seguramente ardería dentro mientras me decido! Bromas aparte, no soy capaz de responder a esta pregunta, pero como terapia para recuperarme y empezar de nuevo tras la tragedia, algo como el Feelin’ So Good de Willie Bobo (Verve Records, 1966) sería un buen comienzo.

 

El sueño de todos, si pudieras abrir una tienda de discos, ¿Qué nombre tendría?

Creo que cualquier aficionado o amante de la música que se aprecie tiene o ha tenido alguna vez ese sueño, y yo no voy a ser menos, pero si te digo la verdad nunca me he parado a pensar en un nombre. Lo que sí que me gustaría es que fuese un lugar dónde la gente no sólo comprase discos, sino que sirviera como punto de encuentro para charlar y tomar algo, muy probablemente cerveza artesana – otra de mis pasiones -, mientras suena buena música.

Respecto al tipo de discos que vendería, creo que sería bastante abierto en cuanto a géneros, aunque intentaría que la mayoría fuesen vinilos de segunda mano. En mi opinión, los vinilos nuevos no tienen la misma calidez ni ofrecen la misma magia.

¿Cuál es el proceso de comprar de los discos?

Mis fuentes pueden ser varias, pero sobre todo compro discos cuando viajo. Como puedes comprobar si echas un vistazo a mi cuenta de Instagram, me fascina conocer de primera mano cómo es la escena digging de las diferentes ciudades que visito. En algunas ocasiones, como cuando voy a Estados Unidos, suelo llevarme una maleta vacía para llenarla. El pasado verano, por ejemplo, tuve la suerte de ir a Japón y visitar ciudades como Tokio y Osaka, que como sabes son el absoluto paraíso. Me traje 59 discos. Eso sí, en lugares así es difícil no liarse más de la cuenta y el último día suele ser un drama, repartiendo discos como un loco por las maletas y comprobando el peso del equipaje al gramo antes de salir para el aeropuerto!

Algunas veces también compro online (básicamente en Discogs), en tiendas locales y en ferias. En Barcelona, por ejemplo, tenemos un par que me gustan: la Feria Internacional del Disco – que se celebra en la Estación del Norte -, y la Fira del Disc – en las Cotxeres de Sants -. La gente de Crate Diggers también vino a este año, al recinto de Fabra i Coats, y la verdad es que estuvo muy bien.

 

Bonus questions

Una canción para cantar en la ducha

Una canción para limpiar la casa

Para limpiar la casa yo le daría un toque más épico, algo del estilo Prison de Space (de hecho el álbum completo, “Deliverance”, podría ser una buena banda sonora):

Carlos Hernandez

Carlos Hernandez

Melomano aficionado a los ritmos ariesgados, cuando no lo encuentras difrutando de la playa en Barcelona, lo podrás encontrar en tiendas de viniles locales o pinchando joyas musicales en distintos bares.